martes, 7 de diciembre de 2010

Argentina: El hombre que adaptó la energía del Sol a las casas


Un egresado de la facultad de Ingeniería de San Juan, Federico Morán (26), logró el segundo premio académico nacional de ingeniería por una tesis que revela el impacto técnico-económico en el caso de que los usuarios residenciales instalan sistemas de generación fotovoltaica en su casa y vendan el sobrante de energía a la distribuidora.

El trabajo es doblemente importante porque además de dilucidar cuál es el nivel de potencia de instalación de los paneles solares que mejor se adapta a la red eléctrica local -algo que nunca se ha hecho en Argentina-, dio un salto cualitativo para avanzar en el proyecto provincial Solar San Juan, un plan oficial integral de generación eléctrica fotovoltaica que culmina con generar e inyectar este tipo de energía alternativa a la red de distribución eléctrica convencional. Esta provincia tiene como meta hacer punta en energía solar en Argentina, y por eso viene desarrollando el Proyecto Solar que pretende posibilitar la fabricación e inserción de paneles fotovoltaicos a nivel residencial y comercial .

"Insertar la energía solar que produzcan las casas en las redes eléctricas de las empresas distribuidoras representa un desafío técnico y regulatorio. Esta tesis es muy importante porque resolvimos algunas dudas en cuanto al punto de vista técnico, y algunos cálculos del impacto económico", dijo ayer Víctor Doña, doctor ingeniero eléctrico, diputado provincial y uno de los ideólogos del Plan Solar San Juan. Doña fue profesor de Morán y dirigió su tesis de grado junto con su colega Marcos Facchini, ex vice del EPRE.

Morán se recibió de ingeniero eléctrico el 2 de julio pasado y tres meses después presentó su tesis en la 10ª edición del premio Pre Ingeniería del Centro Argentino de Ingeniero (CAI), un ámbito con jurado nacional e internacional que distingue trabajos originales de investigación y desarrollo tecnológico. El sanjuanino resultó ganador del segundo puesto concursando con 35 trabajos de todo el país, de 53 autores correspondientes a 19 facultades. A pesar de haber recibido su galardón en octubre la noticia de esta distinción recién ahora se está difundiendo.

Por estas investigaciones en el campo solar aplicado a la red domiciliaria recibió además hace poco una beca de innovación tecnológica de la Fundación Banco San Juan para poner en marcha una prueba piloto en viviendas del departamento de Caucete. Como los fondos no alcanzan -el primer premio de la beca es por $40.000, e instalar 5 a 6 paneles en el techo de una vivienda cuesta $70.000-, está recibiendo un amplio apoyo oficial de parte de la distribuidora caucetera Decsa, y de la Dirección de Recursos Energéticos para concluir el trabajo, algo que el nuevo profesional calcula que podrá ocurrir en marzo próximo. El plan es seleccionar una casa que permita instalar 5 a 6 paneles fotovoltaicos, a la cual se le colocará una pilastra para medir los excedentes de energía que inyectará a la red como prueba piloto. Se hace en Caucete porque allí la distribuidora es estatal, lo que permite mayor libertad de trabajo que una empresa privada, en momentos en que no existe marco regulatorio para este tipo de energía.

La tesis

El trabajo de este flamante ingeniero sanjuanino revela el dato de la cantidad de potencia que deben tener los paneles solares -entre 1,5 Kw a 2 Kw potencia pico-, para instalar en el techo de una casa del tipo de las que construye el IPV y que generen un sobrante para poder venderselo a la distribuidora, de forma tal que se puedan minimizar las perdidas y optimizar el rendimiento para recuperar la inversión económica. "Lo que hemos logrado obtener son los niveles de potencia de instalación que mejor se adaptan a la red: un equilibrio tal que permite obtener mayores beneficios disminuyendo las pérdidas eléctricas y aumentando los niveles de tensión", explicó ayer Morán. "En un principio proyectamos 3,8 Kw, pero esa potencia no era la óptima porque aumentábamos más las pérdidas y no teníamos mejores rendimientos. Así resultó una potencia instalada de 1,5 aunque estamos pensando en aumentar a 2 para vender más y recuperar rápido la inversión", agregó el ingeniero.

Uno de los objetivos del plan solar en San Juan es que las familias puedan tener sus paneles solares en el techo y durante el día vendan el sobrante de la energía que produzcan a las distribuidoras, a una tarifa diferencial. A la noche, cuando no hay Sol, la familia recibe electricidad tradicional de la distribuidora, que pagará a la tarifa vigente.

"Eso ya existe en Alemania, un país que tiene la menor radiación solar. Allá el usuario recibe por la venta de la energía a la distribuidora una tarifa 4 a 5 veces mayor que lo que ésta le cobra por la energía tradicional. O sea, la distribuidora me vende la electricidad común en 2 y yo le vendo la solar a 10. Es más cara para que el usuario pueda recuperar la inversión, y de esa forma las políticas oficiales impulsan esta energía limpia y alternativa", explicó Morán.

Los gobiernos del mundo se han propuesto avanzar e impulsar energías alternativas y renovables, ante la disminución de los combustibles fósiles y para evitar el calentamiento global. El gobierno de San Juan tiene como meta lograr que en unos años el 5% de su matriz energética sea solar, eólica o cualquier otra alternativa.

Tomado del Diario de Cuyo de San Juan (Argentina).

1 comentario:

juliosaavedra dijo...

No creo que este proyecto se puedan llevar a cabo, el costo de la energia fotovoltaica es abismal recomiendo lean los articulos del ingeniero Nielsen
http://energalternativas.blogspot.com/search/label/fotovoltaica
creo que es contundente al afirmar en unos de sus articulos: "Los resultados lo demuestran.la energia fotovoltaica No tiene ni tendrá participación en la generación de electricidad comunitaria".

Saludos!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...